El Negro Raúl …

Posted on Actualizado enn

El título “El Negro Raúl: Lives and Afterlives of an Afro-Argentine Celebrity (1886-Present)” de un seminario presentado el 28 de Febrero por la historiadora Paulina Alberto, Profesora de la University of Michigan, picó mi interés por varias razones. Por un lado porque en mi primera visita a principios de la década del 90 a Buenos Aires, Córdoba, Rosario y Mendoza no recordaba haber visto argentinos de descendencia africana. Igualmente pasó cuando regresé años más tarde a enseñar en la Universidad de Cuyo, en Mendoza, y en mi segunda visita a Buenos Aires. Lo que si bien recuerdo fue que los habitantes de tugurios al rededor de la universidad tenían rasgos indígenas, posiblemente eran Bolivianos. Otra razón, era el de haber visto en The World Factbook publicado por la CIA la estadística de que en Argentina el 97% de los habitantes son blancos y el resto está conformado por indígenas y otros grupos raciales. Finalmente, el otro hecho que tenia presente fue un artículo relacionado con la política migratoria del nuevo presidente de Argentina que provocó un conflicto con el gobierno boliviano por la apariencia de una ola xenofóbica.

Con esta información incompleta y con ansias de comprender mejor, escuché con gran atención la interesante presentación de la Profesora Alberto. Me enteré entonces de como a principios del siglo XX, Raúl había aparecido de pronto en el radar nacional, en Buenos Aires, sin saber de donde o cómo; de como los “niños de bien” de la aristocracia bonarense lo habían tomado como muñeco para sus crueles travesuras; de como Raúl se agraciaba con sus “benefactores”; de como Raul se había convertido en el personaje de una tira cómica dibujada por un artista reconocido en Argentina y publicada en una revista nacional; de como en la misma forma en que la fama de Raúl había subido vertiginosamente así mismo se había ido al suelo cuando los problemas financieros de los años 30 fueron más apremiantes que ́él; de como falsos obituarios aparecieron en periódicos antes de su muerte; y de como Raúl terminó en un hospital para enfermos mentales donde “definitivamente” murió. En la segunda parte del seminario la profesora explicó las dificultades en obtener fuentes de información que corroboren la historia del Negro Raúl.

Después del seminario, a mi me quedó el deseo de responder a mis propias inquietudes. No solo sobre el Negro Raúl, sino por la suerte de los esclavos africanos llevados a los puertos de Montevideo y Buenos Aires y esparcidos por el Cono Sur en la época colonial española. De cómo los descendientes de estos esclavos se habían vuelto invisibles en el panorama nacional; de qué  influencia habían tenido en el desarrollo del país, y finalmente en si el sentimiento del gobierno actual en Argentina responde a una verdadera situación socio-económica o es más bien una política nacionalista.

Sobre la historia del Negro Raúl pude extender la información dada en el seminario. En la página “Personajes de BAires” en el internet su autor menciona que el nombre de Raúl  era

Raúl Grigera…y que había nacido hacia 1886. Poco se sabe de su origen, aunque decía provenir de una familia de los barrios del Sur, único retoño de un organista de la iglesia Nuestra Señora de Monserrat.

Que Raúl nunca tuvo un trabajo fijo, que una “patota” de niños de bien, incorporaron a Raúl a su juerga de crueles trucos. Que lo vistieron como un “perfecto dandy” fumando enormes cigarros habanos y lo hicieron desfilar por una de las avenidas principales de Buenos Aires vestido con un frac gigantesco y un letrero que decía “se alquila.” Y que en otra ocasión

… lo encerraron en un ataúd y lo cargaron en un tren, remitiéndolo como regalo bajo el cartel de FRÁGIL a las tías de uno de los juerguistas, quienes vivían en el balneario. Grande fue el susto cuando, al abrir el cajón, vieron emerger la figura del moreno, medio asfixiado y vestido con su ropa de gala.

Finalmente, la patota se cansó de Raúl, y sin su apoyo financiero la fama del Negro Raúl se fue al suelo y terminó en un hospital para enfermos mentales donde muere en 1955.

El resto de mi busca por información sobre la suerte de los esclavos traídos al Cono Sur se convirtió en una lección de historia (un buen relato sobre los esclavos africanos traídos a Argentina se encuentra acá). Muchos de los esclavos que ingresaron por el puerto de Buenos Aires en el siglo XVIII procedían de regiones en el África occidental y fueron utilizados en la explotaciones mineras y la agricultura. Su número aumentó paulatinamente. Un censo en Buenos Aires en 1778 cuenta aproximadamente 16 mil españoles, 7 mil mulatos y negros, y un millar de mestizos e indios; en 1810, se contaron aproximadamente 23 mil blancos, 10 mil negros y mulatos, y 150 indígenas. En 1840, durante la administración de Juan Manuel de Rosas (1829-1852), se abolió el tráfico de esclavos y durante esta ́época la población negra de Buenos Aires llega al 30%. La esclavitud es oficialmente abolida en Argentina con la reforma constitucional de 1860.

… Después de abolirse la esclavitud los afro-argentinos vivieron en condiciones miserables y discriminados. De los catorce colegios existentes en Buenos Aires en 1857 solo dos admitían niños negros …

En 1887, la población negra era solo un 1.8% del total. Aun cuando la inmigración europea explica más de la mitad del crecimiento de la población argentina en 1960,

… algunos investigadores sostienen que antes que disminución lo que hubo fue un proceso de “invisibilización” de la población afro-argentina y sus raíces culturales. Para principios del siglo XX, el 30% de la población argentina era inmigrante, y de orígenes (entre otros) italianos, españoles, alemanes, o eslavos.

Esto explica en gran parte mis observaciones en mis dos visitas a Argentina.  Mis dos últimas inquietudes sobre la influencia de los Afro-argentinos en el desarrollo del país, y si el sentimiento del gobierno actual en Argentina responde a una verdadera situación socio-económica o nacionalismo me siguen inquietando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s