Dichos y Modismos

Posted on Actualizado enn

En español, como en otros idiomas, refranes o dichos populares y expresiones idiomáticas o modismos son la patina del lenguaje.  Los refranes reflejan la filosofía y la historia de las clases populares, mientras que los modismos presentan una combinación de palabras que figurativamente explican situaciones típicas. Refranes y modismos son vocabulario necesario para poder relacionarse en el trajín cotidiano con parlantes nativos en cualquier idioma, y ayudan a entender la cultura del respectivo país. Desafortunadamente, no son típicamente enseñados.

Más vale tarde que nunca” es un refrán que claramente expone la importancia del tiempo y de obtener el objetivo deseado de las clases populares.    Cuando se quiere indicar que una situación es obvia, un hispano puede decir “A buen entendedor, pocas palabras bastan,” y no es necesario decir más al respecto.  Es una galantería que se le da a personas inteligentes  a las cuales no hay que explicarles mucho.  Igualmente, “A palabras necias, oídos sordos” se dice cuando alguien está diciendo tonterías que no valen la pena oírlas o ponerles cuidado. Se dice que algo está hecho “Al tun tun” cuando la persona que lo hizo no le puso el cuidado necesario a lo que estaba haciendo.  Y cuando se encuentra alguien sin la requerida herramientas o algo que contradice su profesión se dice “Casa de herrero, azadón de palo.”  Estos refranes expresan el sentimiento popular de tratar de ser inteligente en las cosas cotidianas, y de esmerarse en hacerlas bien y de una manera apropiada.

Las expresiones idiomáticas requieren un poco más de interpretación que los refranes.  No es suficiente saber las palabras que componen el modismo, es necesario saber su interpretación. Por ejemplo, “A  puras penas”  significa con mucho trabajo o escasamente como cuando se dice que la persona consiguió algo a puras penas, o cuando se dice que un estudiante pasó el examen a puras penas.  Cuando una persona obtiene alguna posición o éxito y no trabaja o se esfuerza para mejorar, se dice que la persona “se durmió en sus laureles.”  Y cuando en lugar de tratar de mejorar una mala situación, una persona “le echa leña al fuego”  ella está empeorándola.  Si a alguien le “falta un tornillo” esta persona esta diciendo o haciendo cosas insensatas, sin mucho sentido, locuras. “Meter la pata”  es equivocarse, o intervenir en algo inoportunamente.  Cuando uno se enfada,  uno “pierde los estribos.”  Un insulto serio es decir que alguien es “un cero a la izquierda”  (especialmente esto no se le puede decir al jefe, a menos que uno se haya ganado la lotería y no necesite el puesto más) indicando que la persona no tiene influencia o no merece respeto.  Finalmente, “tener el sartén por el mango”  quiere decir estar en comando (parece que los jefes siempre tienen el sartén por el mango).

Por supuesto hay muchos más refranes (vea esta lista de refranes) y modismos (vea esta lista de expresiones idiomáticas).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s