La leyenda de Xtabay, el Xtabentun y el Tzacam

Posted on Actualizado enn

Zoila Augusta Emperatriz Chávarri del Castillo, o artísticamente Yma Sumac (un nombre en Quechua que significa ‘Que Linda’)  fue la diva peruana primera en alcanzar en la historia de la música el espectacular registro vocal  de cinco octavas.  En 1950, Yma Sumac grabó Voice of the Xtabay con la empresa disquera Capitol Records, donde expone su grandes capacidades artísticas.  Pero, ¿quién era Xtabay?   

La leyenda Maya de Xtabay es la historia de dos hermanas de gran belleza: Xtabay conocida como Xkeban o la pecadora, por su entrega al amor por lo cual las gentes de su pueblo la despreciaban y le huían, y Utz-Colel o la mujer buena, quien era todo lo contrario de Xtabay —pura y quien jamás había hecho algo malo que disgustara al pueblo. La pasión corporal de Xtabay que las gentes no apreciaban, era redimida por su buen corazón: ella curaba a los enfermos, amparaba a los desprotegidos, y amaba a los animales.  Por su parte, la ‘buena’ Utz-Colel en su interior era rígida, dura de corazón,  e incapaz de amar a sus semejantes a quienes consideraba inferiores. Ella era dura como una piedra.

Después de una prolongada ausencia de Xtabay en el pueblo, las gentes del pueblo van a su casa atraídas por un olor agradable y descubren que ella había muerto.  Utz-Colel lejos de sentir dolor por la muerte de su hermana, expresó desconcierto de cómo el cadaver de una pecadora podría desprender olor tan agradable, y les aseguró a todos —sonriente— que su cadaver cuando ella muriera desprendería un olor mucho mejor.  Xtabay fue enterrada por aquellos que ella ayudó en vida, y en su tumba brotó la flor de Xtabentun de sutil color y aroma.

El día llegó en que Utz-Colel muere, y a su funeral las gentes del pueblo asisten en masa. Un olor fétido emanó de su cuerpo tanto como ella falleció, y en su tumba brotó una flor de Tzacam, un cactus con espinas punzantes y sin ningún aroma.

 

El odio que Utz-Colel tuvo por su hermana le permitió, ayudada por los malos espíritus, regresar a vivir imitando a su hermana en su vida corporal y que Utz-Colel creía había hecho a Xtabay especial.  Ofreciendo mundano amor a los hombres, Utz-Colel los aguarda en las ceibas peinando su larga cabellera con un trozo de Tzacam erizado de púas, siguiéndolos hasta conseguir atraerlos, seducirlos y al fin asesinarlos en el frenesí de un amor infernal.

rivea-corymbosa_ololiuqui-seeds_2.jpg

La planta Xtabentun (en la lengua Maya) , o la llamada Ololiúqui en el norte y centro de México, que brotó en la tumba de Xtabay es una enredadera de flores blancas — parecida a la morning glory— que  aparece en otros países de América Latina.  Por el copioso néctar que secretan sus flores atrae abejas, y es conocida  por la reacción alucinógena que sus semillas producen.  El biólogo Americano Richard E. Schultes en su tesis doctoral investigó las propiedades alucinógenas de esta y otras plantas de México. Schultes es considerado el padre de la moderna etnobotánica dados sus estudios sobre el uso medicinal de plantas por nativos de la Amazonía y otras regiones tropicales de las Américas.
opuntia-inaperta-z16-5262.jpg
En contraste, la planta que creció en la tumba de Utz-Colel fue un cactus llamado Tzacam o Zacam que es mucho menos encantador que la Xtabentun.   La leyenda claramente muestra el sentimiento de los Mayas hacia estas dos plantas, y la voz de Yma Sumac personifica a Xtabay grandiosamente.
[Gracias a Phyllis Popper por haberme hecho conocer de la grabación Voice of the Xtabay de Yma Sumac.]

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s